Lo difícil de ser mujer

En teoría todos somos iguales y tenemos los mismos derechos, pero es eso, una linda teoría. La verdad es que no tenemos igualdad de condiciones o derechos ante la ley, pero al menos estamos más cerca de un mundo equitativo que hace 60 o 70 años.

En un mundo azotado por tantos problemas, la desigualdad de las mujeres en la sociedad en muchos casos pasa desapercibida, incluso para las mismas mujeres. Pero es algo que he notado de forma repetitiva desde que empecé a trabajar, cuando tenía apenas 21 años.

14 años después, las cosas no han cambiado demasiado.

 

Somos más, pero influimos menos

Estudié periodismo, y mi promoción en la UCAB Guayana fue de aproximadamente 40 personas. Más o menos 10 eran hombres, el resto mujeres. Esta relación se extrapola al ámbito laboral: pero si visitas un medio de comunicación verás que los cargos altos son ocupados por hombres.

Los tres primeros medios de comunicación en los que trabajé había 1 mujer editora por cada 3 hombres. Fue una sorpresa cuando llegué a un periódico en la Isla de Margarita en donde todas las editoras, a excepción del de deporte, eran mujeres. Es la única ocasión en la que he trabajado con un equipo así.

63% de los directores de recursos humanos y cargos gerenciales considera que hay sexismo en el lugar de trabajo
— Young Women's Trust Survey

Después que nació mi hijo, me alejé de los medios de comunicación y me dediqué a la educación universitaria. Nuevamente, la abrumadora mayoría del profesorado en ambas universidades eramos mujeres, pero los cargos de dirección eran ocupados por hombres.

 

Desigualdad en el ámbito laboral: ¿Casualidad o castigo?

Después de un tiempo no puedes más que pensar que se te castiga por ser mujer, por desear tener una carrera y una familia. Se te castiga al no permitirse tu avance profesional, porque se presume que tu principal interés está anclado en la familia y que vas a priorizar a tus hijos ante el trabajo.

Esto dejó de ser una teoría para mi cuando, después de un arduo proceso de entrevistas para un cargo corporativo no obtuve el trabajo, a pesar de estar bien calificada para el mismo, porque tenía un hijo. El cargo lo obtuvo una persona con menor experiencia y credenciales, por ser soltera y sin hijos. Quien tomó la decisión, era un hombre y no ocultó esta situación al explicarme por qué no obtuve el trabajo.

Tomará 217 años cerrar el abismo laboral entre hombres y mujeres
— World Economic Forum

Trabajar por mi cuenta se convirtió en una opción y también en una necesidad después que mi hijo fue diagnosticado con autismo. Mis planes de tener un segundo hijo se olvidaron, porque si ya era difícil el campo laboral con un sólo hijo, no quería imaginar cómo sería con un hijo con necesidades especiales más un bebé.

En los años que llevo laborando en el ámbito del marketing digital he tenido todo tipo de clientes, pero sin lugar a dudas los mejores han sido mujeres: somos más empáticas, más flexibles, sin dejar de ser exigentes. 

Hablando con mi hermana en una ocasión ella me expresó su desconcierto en cuanto a cómo era tratada por otras personas en su ámbito laboral. No sólo es extranjera en su departamento, sino que era en ese momento la única mujer. No estaba obteniendo las mismas oportunidades y alcanzar el punto de satisfacción laboral que siente en este momento le llevó años de probarse como capaz frente a sus jefes, todos hombres.

21% de la población de los Estados Unidos cree que existen diferencias biológicas entre hombres y mujeres, que determinan el camino profesional de las personas y su rendimiento laboral
— Harvard Business Review

Es difícil ser mujer, sobre todo en un mundo que se divide sólo con dos matices: o te dedicas a la vida profesional o la familiar, pero un equilibrio entre ambas difícilmente será posible.

Nos toca no sólo ser madres, emprendedoras o ejecutivas, sino también agentes de nuestro cambio, probando al mundo que somos más que capaces de manejar todo lo que nos pongan en frente. Nadie cuestiona a los padres que son profesionales, ¿por qué cuestionar a las mujeres?